Batman / Lobo, Mortalmente serio [review]

Cómic: Batman / Lobo, Mortalmente serio (review) [ECC Ediciones].

Desde Akihabara Station nos traen esta genial review del siguiente comic.

Con Batman / Lobo: Mortalmente serio, nos llega la recopilación de la miniserie de dos números Batman/Lobo: Deadly Serious en una rústica de un centenar de páginas obra de ECC Ediciones, permitiéndonos disfrutar de esta perdida obra donde el Gothamita y el Czarniano se reúnen para enfrentar un caso de lo más peculiar.
 La premisa es cuanto menos, imprevista. Batman es teletransportado a una nave espacial para solucionar el tema de una terrible infección que parece sacar lo peor (y más criminal) de las mujeres, lo cual está creando una horrible carnicería entre los seres vivos a bordo.
Claro que, por si esto ya pintase mal, encima el cazarrecompensas y peligro público LOBO llega al mismo lugar por sus propios asuntos, lo que provocará que el tema termine de irse de las manos.

Con semejante pareja protagonizando este volumen la diversión está asegurada, y es que no se podía juntar a dos personajes más dispares… ¿En que se parecen Batman y LOBO?
¿Qué puede unir sus objetivos?
NADA.
Y eso es lo gracioso.

Sam Kieth es quién nos aborda con esta miniserie y mete al pobre Bruce Wayne en semejante movida, con una narrativa significativamente caótica que nos lleva de la Tierra al espacio exterior, y viceversa.

Cómic: Batman / Lobo, Mortalmente serio (review) [ECC Ediciones].

Pero… A ver, ¿Una plaga? ¿Qué pinta Batman en una plaga? Es el “mejor detective del mundo”, no el mejor “médico del mundo” ¿no?
El tema es que nadie sabe como se ha originado semejante plaga o como detenerla, así que al hombre murciélago le cae encima la obligación de aislar los detalles que recibe para llegar a sus conclusiones, mientras el Czarniano y una voz en su cabeza le “ayudan”.
El virus, que solo afecta a las mujeres, parece transmitirse a base de besos entre ellas, poseyendo cada vez a una de ellas para beber y matar a partes iguales hasta que solo se aun cascarón sin energía.
Con semejante reguero de muertes, está claro que Batman hará todo lo posible por solucionarlo…
Si le dejan.

La historia.
Sam Kieth es como comentábamos el responsable de esta animalada. La historia incluye violencia por doquier, bebidas alcohólicas, más violencia, algunas mujeres, y más violencia. Claro que habitualmente cualquier cómic que incluya a LOBO suele tener estos contenidos, pero Kieth nos lo muestra de una manera diferente.

Su narrativa se sale mucho de a lo que estamos acostumbrados los lectores del Caballero Oscuro, desplazándose más a la que solemos ver en las historias del Czarniano; no solo por el contenido, si no por la representación de sus personajes, sus personalidades, y su cambios de escena.

Claro que todo esto chirría un poco cuando, siendo un lector habitual de LOBO, echas mano de leer esta obra. Y es que, por mal que nos sepa y por muy divertido que sea este cómic, está claro que nadie que haya participado en él conoce a LOBO más allá de su aspecto y sus tacos.

Cómic: Batman / Lobo, Mortalmente serio (review) [ECC Ediciones].

El Czarniano.
Todo buen fan del Czarniano se sentirá bastante chocado por una serie de particularidades que acompañan a esta miniserie. Y es que LOBO posee una serie de habilidades que, aparte de su carácter soez, se han perdido en el proceso.

– Superfuerza: LOBO es una bestia parda, capaz de hacer sudar y sangrar a Superman en combate. Se ha peleado en otras ocasiones con superheroes de esta índole a pleno puñetazo entre carcajadas sin mayores problemas. Esto hace que nos quedemos boquiabiertos cuando Batman es capaz de golpearle, dañarle e incluso tumbarle. Quizá LOBO no ha desayunado.

– Rastreo: LOBO posee la capacidad de rastrear a cualquiera hasta el fin de la galaxia una vez tiene su olor. Algo bastante particular cuando pasan la mitad del volumen intentando encontrar a alguien y él no hace nada al respecto.

– Insufrible: LOBO es un tipo despreciable e inaguantable al que el valor de la vida tanto le da. No en vano es inmortal y posee unos poderes regenerativos a nivel celular. Cuando alguien el cae mal, lo mata, y nadie le puede decir lo que debe hacer, o también le mata. Lo único que lo detiene es que, por algún extraño sentid del honor, LOBO siempre respeta los contratos.
Así que… ¿Por que se quedaría callado cuando Batman se lo dice? ¿Por que esperaría como un perrito cuando Batman se lo dice?

Y esto es solo la punta del iceberg.
Algo esta fallando aquí… o Keith jamás leyó nada de LOBO.

 

Cómic: Batman / Lobo, Mortalmente serio (review) [ECC Ediciones].

El arte.

Sam Kieth es uno de esos autores que se encuentran fuera de la norma general. Su estilo se define por si mismo, lejos de los cánones habituales, e ignorando las proporciones lógicas para traernos mentones infinito y unas orejas de batman que arañan el cielo

Pero aun así, dispone de su propio encanto, de su propio magnetismo animal lejos del dibujo clásico y más adentrado en una transmisión de emociones directa en un arte crudo, directo y muy expresivo. Muchos quizá le recuerden por su paso por Sandman, pero realmente es con LOBO con quién mejor encajan sus trazos, desde nuestro punto de vista.
Sus lápices y la personalidad e historias alocadas, ilógicas y viscerales del czarniano encajan como anillo al dedo, logrando que Kieth se encuentre en su salsa con sus musculaturas desproporcionadas.
Ojalá su conocimiento del czarniano coincidiera con estas características.

Aun así, Batman / Lobo, Mortalmente serio es un cómic divertido, desenfadado y equipado con el inimitable arte de Sam Kieth, algo que no podemos desestimar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s