AEROGRAFIA PARA PRINCIPIANTES (2)

Otro sábado más, toca ración de aerografía para principiantes. Esta semana vamos a conocer un poco más nuestro aerógrafo y sus partes.
Muy buenas a todos, pequeños goblins.
Siguiendo con el articulo donde os hablaba de los materiales de aerografía, hoy vamos a ver uno de los principios básicos para poder pintar correctamente con aerógrafo y no desesperar con atascos, perdidas de fuerza, etc: como desmontar nuestro aerógrafo para luego limpiarlo correctamente.
EL AERÓGRAFO
El aerógrafo es un instrumento que permite pulverizar pintura sobre una superficie gracias a la combinación de pintura y aire.
Los hay de muchos tipos, como ya comente someramente en mi anterior entrada, siendo los más prácticos los de doble acción independiente, que permiten un control de la cantidad de aire y de pintura de forma independiente. Es fácil saber si un aerógrafo es de doble acción ya que permitirá dos movimientos; presionar soltar, para el aire, y adelante / atrás para la pintura.

A continuación os pongo una imagen de cada tipo de aerógrafo. De izquierda a derecha: Acción simple (sólo tiene un gatillo / pulsador que al accionarlo sale el aire y la pintura, la mezcla es fija); de acción doble (que se puede regular la salida de pintura, pero una vez se comienza a pintar no se puede variar durante la tirada).

de acción simple
acción doble

Los aerógrafos de acción doble independiente tienen un diagrama parecido a los de acción doble sencilla, pero permiten realizar el movimiento adelante / atrás teniendo accionada la salida del aire (teniendo pulsado el gatillo hacia abajo)

Además podemos hacer una segunda sub clarificación, según sea el deposito / cubeta del aerógrafo. Los hay de dos tipos: por gravedad, que son los más comunes (los ejemplos que he puesto son de gravedad). Estos aerografos llevan el deposito / cubeta en su parte superior. si el aerógrafo es sencillo, como el de ARTESANÍA LATINA que os aconseje, el deposito no se puede separar.

Otro tipo, según la cubeta / deposito, son los de succión, que llevan el deposito debajo del cuerpo o conectado a un lado del mismo, y que funcionan por succión de la pintura al accionar la salida de aire.

Vamos a ver ahora las piezas que lo componen, para poder posteriormente desarmarlo correctamente, lo que nos enseñará como debemos limpiarlo. Para desmontarlo no utiliceís ninguna herramienta, bastará con vuestros dedos.

1. PROTECTOR DE BOQUILLA: Su función es proteger la aguja y el obturador. Al principio es bueno trabajar con ella, pero con el tiempo os daréis cuenta de que la pintura, si la tirada es larga, se acumula en la boquilla y molesta. Yo suelo trabajar si ella y ponérsela cuando termino.
2. CABEZAL / SOPORTE DE LA BOQUILLA: Sirve, como su nombre indica, para fijar la boquilla / pico de pato (ver 3) a la cabeza del aerografo.
3.  BOQUILLA / PICO (o pico de pato) / OBTURADOR: Por el orificio de esta pieza es por donde asoma la aguja. si la aguja bloquea completamente el orificio de salida sólo saldrá pintura, según accionamos la palanca del aerógrafo hacia atrás la aguja va retrayéndose, lo que deja un pequeño espacio entre la circunferencia de la aguja y la circunferencia del orificio de salida, que es por donde sale la pintura desde el deposito. es una de las piezas que más se ensucia y que es más delicada. Procurad que no se golpee y prestad atención a su correcta limpieza.
Es interesante, si tenéis opción, contar con un repuesto tanto de la boquilla como de la aguja, por si acaso. Aunque si sois cuidadosos no deberíais tener ningún problema.
4. ARANDELA: Una arandela de material plástico que sella la boquilla. tened cuidado al desmontar la boquilla que no se caiga o se pierda. Yo no suelo separarla de la boquilla y así evito roturas accidentales o perdidas.
5. CUERPO DEL AEROGRAFO: Es la pieza que contiene al resto y que sirve de soporte. Depende del tipo de aerógrafo el deposito puede pertener al cuerpo o ser independiente, aunque lo normal es que, si tenéis un aerógrafo de doble acción por gravedad, es decir, que el deposito esta en la parte de arriba del aerógrafo, la cubeta / deposito este inseparable del cuerpo.
6. DEPOSITO / CUBETA: Ya hemos hablado de ellos. Si no los veis claro no lo desmontéis, no merece la pena y se puede estropear la rosca. De hecho la mayoría de los aerógrafos básicos, como ya he mencionado, no se les puede desarmar.
El gatillo y la palanca
7. GATILLO: Es la pieza sobre la que nosotros vamos a actuar para poder controlar la salida de aire y pintura. en aerógrafos de gama media, media – alta, son de una pieza. en aerógrafos más sencillos (como el que os he recomendado) existe una pequeña pieza tras el gatillo con forma de uña, en la que el gatillo apoya, llamada palanca del gatillo. Tened cuidado al desarmarla de introducirla correctamente después. si es necesario ayudaros de unas pinzas. La posición correcta es con la panza de la pieza hacia la parte trasera del aerógrafo, y la parte estrecha hacia arriba.
8. VÁLVULA DE AIRE: Esta es la pieza que permite el paso del aire. tiene un pequeño teton en su parte interna superior, que es accionado por el gatillo cuando lo presionamos, lo que permite la entrada del aire en el aerografo.
9. TOMA DE LA MANGUERA: En esta pieza es donde se rosca la manguera de aire.
10. AJUSTADOR / SOPORTE DE MUELLE: Es la pieza que soporta el muelle de accionamiento de la aguja. En algunos aerógrafos, como el de ARTESANÍA LATINA, es regulable mediante el accionamiento de una rueda dentada que tenemos en la parte posterior del aerógrafo, cunado esta completamente montado. Al accionar esta rueda movemos el soporte del muelle, limitando o liberando el movimiento del gatillo hacia atrás. Yo suelo mantenerlo lo suficientemente flojo para que permita el juego completo del gatillo.
Para desarmarlo, en el caso del aerógrafo de ARTESANÍA LATINA, debéis primero aflojar el tornillo que se encuentra en el cuerpo del aerógrafo, justo debajo del alojamiento del gatillo.
En principio no es necesario tocarlo, y además resulta un poco engorroso de volver a montar.
11. AGUJA: Esta pieza, como ya he dicho, es la encargada de obturar en menor o mayor medida, el pico de pato, permitiendo la salida de menos o más pintura.
Siempre la sacaremos por delante del aerógrafo, ya explicaré como, y teniendo cuidado de no golpear la punta, que es muy fina. De vez en cuando comprobaremos su estado haciéndola rodar por una superficie lisa para comprobar que no se ha torcido.
Si se nos tuerce la punta, podemos intentar ponerla recta. Para ello arrastraremos la aguja sobre una goma de borrar, con la punta hacia la goma, sucesivas veces hasta que la punta se recupere. De todos modos una aguja torcida es muy difícil de recuperar, y si tenemos opción es mejor cambiarla y dejar esa aguja doblada para ayudarnos en la limpieza.
Que la punta este torcida hace que la pintura salga torcida, es decir que no salga recta siguiendo la dirección del aerógrafo. Se puede hacer uso de una aguja torcida para algunas tareas (imprimar…) hasta que consigáis una nueva.
12. MUELLE: No creo que haga falta explicar nada sobre esta pieza. es un sencillo muelle que permite que el movimiento del gatillo se recupere. Sin más.
13. AJUSTADOR DEL MUELLE: una vez roscado el soporte del muelle y colocado en su sitio el muelle, esta pieza cierra el conjunto, al roscarla ejerce presión sobre el muelle tensandolo.
14. TORNILLO DE RETENCIÓN DE LA AGUJA: Esta pieza colocada con la aguja atravesandola, y roscada sobre el ajustador del muelle. hace que la aguja este fija en el conjunto. Si al accionar el gatillo en algún momento notáis que la aguja no se mueve, es posible que esta pieza este floja.
15. CUBIERTA: Esta pieza protege todo el conjunto posterior del aerógrafo. va roscada sobre el cuerpo.
Como ya os he comentado algunos aerógrafos tienen una rueda dentada en su parte posterior para variar la posición del soporte de muelle, lo que limita / libera el movimiento del gatillo. En modelos más avanzados esta ruleta no existe.
Y hasta aquí todo por hoy. ahora coged vuestro aerógrafo y empezad a desmontarlo y montarlo un par de veces observando todas sus piezas para conocerlo bien. Una de las premisas de la aerógrafia es la paciencia y el conocimiento del instrumento, así que animo, no tengáis miedo de desmontarlo.
Y recordad no utilicéis herramientas para desmontarlo / montarlo; la simple presión de vuestros dedos es suficiente, en especial en piezas delicadas como el obturador, que se puede partir.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s